sábado, 27 de octubre de 2012

Lectura: La Náusea, Jean-Paul Sartre

Un vídeo...



 

Una imagen...




Y un fragmento...

Esto es vivir. Pero al contar la vida todo cambia; sólo que es un cambio que nadie nota; la prueba es que se habla de historias verdaderas. Como si pudiera haber historias verdaderas; los acontecimientos se producen en un sentido, y nosotros los contamos en sentido inverso. En apariencia se empieza por el comienzo: "Era una hermosa noche de otoño de 1922. Yo trabajaba con un notario en Marommes." Y en realidad se ha empezado por el fin. El fin está allí, invisible y presente; es el que da a esas pocas palabras la pompa y el valor de un comienzo...

Porque hablar de "La Náusea" de Jean-Paul Sartre por mí, se me hace difícil, casi imposible... así penetró.

21 comentarios:

  1. Cuantos recuerdos me trae este libro, cuantas conversaciones. Cuando lo leí se me quedó agarrado una buena temporada, pero tendría que leerlo de nuevo para ver que impresión que causaría ahora.
    Achuchones!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se supone que ya dejé respuesta!!
      Te decía... estaría genial, Blue... saber qué impresión te causaría ahora y cómo varía de la que tuviste ya...
      Achuchones

      Eliminar
  2. Lo empecé a leer hace años y lo dejé. Debería retomarlo.
    ¿Es el fin el que da valor al comienzo? mmmm...dejame que lo pienso unos días.
    Achuchones !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toooodos los días del mundo... será el fin comenzar por saber si el fin da valor al comienzo ;-)
      Achuchones

      Eliminar
  3. Leí el libro hace bastante tiempo, y me encantó. Me gustaría volver a leerlo, seguro que ahora lo disfrutaría aún más.. ^^
    Y sí que da para pensar y discutir muchas cosas, es una de sus muchsa virtudes.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sumo, sería genial saber cómo varía la percepción del libro cuando el tiempo ha pasado por un@ mism@ ;-)
      Achuchones

      Eliminar
  4. ¿Aquí no es aplicable eso de que el orden de factores no altera el producto?
    Me temo que no...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que depende de cada uno, Genín... tu no tienes fin, siempre eres comienzo, sí?
      Achuchones

      Eliminar
  5. No lo leí........casi me siento una marciana ante el resto de comentarista .....pero si lo leo te diré.
    La foto me gusta, :)
    Besos miles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marciana no, Carmela... que yo acabo de aterrizar ;-)
      Gracias, la tenía elegida cuando iba por la mitad del libro... por si conseguía hablar de él...
      Achuchones

      Eliminar
  6. Palabras maravillosamente elegidas India. El fin siempre está presente y nada se mueve sin un fin ni para un fin...
    Besos sin fin ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cómo has dado en centro de diana, Ana ;-)
      Achuchones

      Eliminar
  7. Llevar un diario y sentarse debajo de un árbol son actividades peligrosísimas, porque corres el riesgo de obtener una iluminación paradójica, como le ocurre al personaje de Roquentin. La llamo paradójica porque mas que iluminar ofusca, al complicar la existencia de manera innecesaria.
    Ese apartarse de sus tareas cotidianas que lleva a cabo, por encontrarlas absurdas y contingentes, no se lo deseo a nadie. Porque una cosa es encontrar absurdas y prescindibles determinadas cosas concretas y otra muy distinta es la negación a la totalidad que hace el.

    De todas formas, esto es algo que va con los caracteres y las circunstancias. Hay quienes tienen más necesidad de sentido que otros.
    Una lectura sabrosa, en eso coincido, no obstante. Que las reflexiones te aprovechen y enriquezcan tu despensa. Disculpa el rollazo, Indi.

    Besitos existenciales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insisto (debería ser diamante por la dureza de mi mollera) no somos exactamente aquello que leemos, pero lo que leemos puede ayudar a saber qué somos o qué no... o por dónde estamos pisando...
      Achuchones

      Eliminar
    2. Qué envidia me da la frase que has escrito, lesse. Mas de acuerdo no puedo estar. Tú también estás iluminada hoy :)
      Achuchones.

      Eliminar
    3. jaaaajajajjaa iluminatis Sartre.. fititú! todos que si es negativo, que si pesimismo... y resulta que me regaló la clave para no darle cerrojazo al blog sin más... viste cómo podía encontrarle la lectura positiva? jajajaja Ya le estás poniendo una velita con dádiva al existencialismo! jaaajajajaja

      Aaaaaaaaaaachuchones!!!!

      Eliminar
  8. Lo leí siendo una yo con muy pocos años, más nueva, más impresionable, sin duda. Debería volver a leerlo ahora que ya acumulo trienios y canas.. nuestro querido Jean-Sol Partre...

    Besines linda. Gracias por recordármelo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo buena memoria, ehn? lo mismo dentro de unos meses os pregunto ;-)
      Achuchones

      Eliminar
  9. De Sartre solo leí "Las Palabras", hace mil años, es como su biografìa,algo así y me gustó mucho. La Náusea tendré que leerla, el título siempre me llamó la atención. Cuando lo lea, te cuento. The Cure..como los quiero, mi tema The Cure The Forrest...y mi video The Cure "Close to me"..Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo conté en FB... es algo que me pasa, entre libros... acabo uno, digiero... y cuando el cuerpo me pide otro, me acerco a la estantería... no sale hacia mí mágicamente, moviéndose físicamente... no jajajjaa pero sí tira de mi mano para que lo coja aquél que decide que es momento de que lo lea... es jodido, porque son listos, rara vez se equivocan ;-) saben cuándo estoy en su momento.

      The Cure debe salir en los resultados de mis análisis de sangre... corren como un elemento más, junto a leucocitos y plaquetas, componentes de las defensas...
      Achuchones miles, uruguasha preciosa!

      Eliminar

Si quieres,puedes mostrar lo que surge en tu cabecita al respecto,...o sobre lo que apetezca