lunes, 6 de agosto de 2012

Tic-Tac. Tic-Tac.

Agendas. 
Uno de mis hermanos siempre me regalaba una. Y yo ponía empeño en su uso oficial, aquel para el que están diseñadas, vaya. Sin embargo, la cabra tira al monte. Y finamente, los días y sus horas se rellenaban con paranoias en lugar de actividades a realizar. Añado, para ser más cercana a la realidad, que a veces sí ponía actividades a realizar, pero sin marcar fecha y hora, tareas de amplio espectro las llamo yo, como los antibióticos.

El tema del tiempo es algo ... relativo? Nunca sé cuándo una cosa debiera terminar, a menos que tenga cita cerrada, para lo que la puntualidad británica es modelo a seguir.
Si me pongo a leer, o a escribir, o a pintar... en realidad hay muchas otras cosas que he de hacer, claro... pero se mantienen revoloteando por encima de mí, a la espera de que me fije en ellas. 
También pasa que si me fijo en una, me voy con ella y me pululan las otras, seleccionar la ropa que meto en la lavadora, meter la que ha de ir junta, volver a colocar en el cesto la que esperará a otro lavado, programar, añadir detergente... y quedarme mirando las primeras vueltas, cómo se va humedeciendo, cómo empieza a verse lo jabonoso... y entonces, me llama lo pendiente de hacer las camas, o de vestirme para ir a comprar... Todo parece, dentro de mí, que funciona muy lento, pero en realidad, llega un momento que me pesa el cuerpo. Paro. Miro hacia atrás y veo todo cuanto hice con una celeridad que yo realmente no he vivido así. El tiempo es algo... relativo?
 
Cuándo debe terminar una conversación? ¿hay una regla que marque qué es correcto y qué no en su duración? Yo no la sé. No puedo estar charlando con alguien pensando en lo que se supone que debería estar haciendo. El otro día quedamos, que los chiquitajus se vieran, se echan de menos los amigos del cole. Parque para ellos, sentada charlatana para nosotros. Me costó separarme de la actividad previa. Estaba pintando y hubiera seguido... pero el bloque actividad "Salir" empujaba con tenacidad. Y en la conversación, siempre admiro cómo de organizada es la gente que me rodea. La admiro hasta el punto de que, en un instante determinado, se formulan ídolos para mí... Luego se me olvida, como con las agendas... "la cabra tira al monte"...

Y la duración que si cabe más me hace no saber... ¿cuándo debe parar un abrazo? es algo que de verdad me come el coco... Que no lo sé, de corazón. 
Con los chiquitajus no pasa nada, los achucho y se acaba de manera natural, sin reglas... unas veces porque nos hacemos cosquillas, otras porque se acuerdan de un juguete y salen corriendo a por él, otras porque de repente, como si sintieran que consiguieron captarte para ellos, te presentan el listado de cosas que podemos hacer juntos...Pero con los adultos, nunca sé si pedí demasiado tiempo... si he vivido una ilusión y sólo abracé un vacío... así que, la mayoría de las ocasiones, dejo que sea el otro el que ponga fin al momento. Me adapto al que parece que sabe lo que está estipulado jejeje

El tiempo... qué paranoia con el tiempo. Y que se pase el tiempo mientras intento aprender y comprender lo que es el tiempo y cómo se usa... ;-)

24 comentarios:

  1. Las agendas han sido y siguen siendo una de mis debilidades, quizás se deba a que también me obsesiona el tiempo, lo veo como porciones de queso, puedo utilizar una pequeña porción para las cosas que me gustan pero no siempre y desde luego no de forma organizada, el trabajo prima y marca la posibilidad de tener porciones placenteras, en la agenda solo marco horarios para con las guardias en cuanto al resto de porciones no las remarco, eso si me gusta llenar las hojas con anotaciones, con ideas, proyectos ¡uf, me agobia no poder tener más pociones de queso delicioso!
    Achuchones compañera de paranoias :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porciones de queso... ñam, que te vas comiendo a lo largo del día... ñam ñam... ;-)
      Ya directamente no tengo agendas, uso libretas... pero no sirven para organizar.
      Achuchones compi!!!

      Eliminar
  2. En mi vida llevo agendas de otros, así que para mí no las quiero. Sólo utilizo la del móvil, que me chilla cuando llega la hora, para cosas que sé que se me van a olvidar (ay, las visitas al dentista y médicos en general!)
    El tiempo... sí es relativo: una semana pasa en un suspiro en la compañía adecuada, un minuto se hace eterno cuando no queremos estar.
    Y los achuchones... nunca duran demasiado cuando se dan con ganas.. y menos cuando se reciben, como recibimos los tuyos!!

    Besines rebonitísima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí le diste... agenda de otros, pa qué tener una propia si tus días se organizan en base a otros jajaja
      Me alegra saberlo, además jijiji me acuerdo de la vez que te visité en tu nuevo cafetal... el año pasado... y el achuchón no tenía fin :) :) :)
      Achuchones requeteguapetísima!!!!

      Eliminar
  3. Siempre me gustaron las agendas pero nunca supe qué hacer con ellas. Por ahí las tengo, acaba el año y siguen limpitas. Sólo uso una a modo de libreta, como tú, pero ya la tengo hace años y está poco "rellena", ja, ja.
    ¿Los abrazos?, si aprietas mucho es conveniente que no pasen de dos minutos, ja, ja.
    Achuchones !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco rellena? sí? bueno, a mí a veces me ayudan a rellenarlas los chiquitajus, eh? es buena opción que se entretengan garabateando para que callen un poco jijijji
      Tomo nota en mi libreta: Blue, achuchones ligeros y de menos de dos minutos jajajajaa
      Achuchones!!!

      Eliminar
  4. Buuuuuffff! Un viento de imagenes me atravesó la cabeza tras leer tu entrada. Te imaginaba en el libro de Guiness bajo el título "el abrazo más largo de la historia". ¿Que ocurriría si -diosnoquiera- se te muere alguien cuando le estás dando un abrazo y no es capaz de marcarte el límite "abrazador" del acto? ¿Quedarías abrazada a ella eternamente? ¿Cuánto tiempo duró el abrazo más prolongado del que fuiste partícipe? Esto es fabuloso para un cuento. Me lo agendo ;)
    Achuchones !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maia... cuando dejan de sujetarte en un abrazo te están marcando que el abrazo, por su parte, acabó ;-)
      El más largo? Cualquiera de las noches en que me llaman los chiquitajus y me quedo a dormir con ellos... hay mañanas que amanecemos en la misma postura... acurrucados.
      Si esta paranoia te ha dado para iniciar ganas de cuento y ya ves que tiene posibilidades... el día de hoy mereció la pena para mí! Piropos así, no suelen... no suelen...
      Achuchones!!!!!

      Eliminar
  5. Buenoooooo, si te vale de consuelo a mi también me pasa algunas veces, lo del tiempo y lo del abrazo también ;)
    Un abrazo interminable, uffff, pero con este calor, no sé...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me consuela porque a mí me da igual... en mí... pero no en alguien a quien aprecio y que siente que acompañarme ha de servirme de consuelo... vamos, que lo del abrazo, quien te lo haga, que se prepare que le doy un buen cosqui jijijiji
      Achuchones!! ya es de noche, refrescó... vente :)

      Eliminar
  6. jajaja India de mi corazón!
    Nunca pensé que iba a leer esto que a mi me sucede con las agendas, creí que era solo cosa mía, uno de mis muchos desvarios, pero además de pasarme con ellas lo mismo que a ti, yo soy incapaz de tirarlas, nunca me deshago de ninguna, todas tienen algún garabato, una nota,una dirección, es increible...jajaja
    Menos mal que al estar fuera del engranaje de la vida normal ya nadie me regala ninguna...
    Y por si fuera poco, también coincidimos con el tiempo, hasta donde dura un abrazo, cuando dar fin a un darse la mano, los silencios en una conversación, cuando cortar con un intercambio de correos...jajaja
    ¡Es la leche, corazón!
    Besos y salud y ...un abrazo sin limite de tiempo...jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te como, te como y te recomo! Yo también las guardo todas jaaajajaja mola leerlas de cuando en cuando, aunque a veces paso una vergüenza inmensa de mí misma, menos mal que no las lee nadie más jaaaaajajaja
      Tú eres la leshe, que mira... una paranoia ahora me resulta algo genial por tenerla en común contigo ;-)
      Aaaaaaaaaaaachuchones... fuera reloj!

      Eliminar
  7. Yo admiro hasta a la gente que hace la lista de la compra, no te digo más. A mí se me olvidaba apuntar lo que me hacía falta y al final desistí. Nunca he tenido una agenda, seguramente se hubiera quedado en blanco. Bastante hice con tener un diario en la pubertad, que ahora lo leo y muero de risa.
    El tiempo siempre ha sido relativo e incluso muy particular. Cuando estás a gusto vuela y cuando no, se eterniza. Y cada uno le da el uso que más le conviene (cuando nos dejan). Yo he llegado a tirar toda la ropa de planchar en una habitación y cerrar la puerta para no verla.
    A mí me gusta que se me escape en mirar a una mosca y pensar si le gusta su vida o en inventarme historias. Eso que llaman estar en las nubes, que nunca he sabido por qué se llama así. Será porque están muy arriba.
    A veces me entra algún remordimiento. Pero se me pasan pronto. Y si no se me pasan los encierro también en un cuarto.
    El tiempo tampoco entiende de normas de urbanidad ni protocolo. O quizá los que no entendemos somos nosotros. Pero francamente querida, me importa un bledo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy por pedirte... que abras la puerta de ese cuarto, me empujes y cierres corriendo jaaaaajajaja
      Achuchones sin necesidad de apuntarlos para recordar darlos!

      Eliminar
  8. No sé por qué querés saber cuándo terminan las cosas...

    Creo que se terminan cuando se terminan. No antes.

    Disfrutá el momento en vez de pensar tanto.

    BACI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez por parecer menos gilipollas jejeje
      Si se terminan siempre cuando otro dispone, la mayoría de las veces para mí se terminan antes de terminarse.
      Disfruto, claro... incluso pensándolo! ;-P

      Achuchoni jajajaja

      Eliminar
    2. Bueno, entonces está todo bien.

      Yo todavía no sé disfrutar de todo.

      Pavota importante...

      Baci

      Eliminar
  9. Siempre hay que IR. Las agendas son para eso, para hacer dibujitos y poner algo serio, a mi me pasa que me he de apuntar las fechas, porque el tiempo avanza demasiado rápido y hay que beberlo a sorbitos con la gente que quieres. A mi me daba mucha rabia tener una agenda, porque no quería tener nada programado; pero después me he dado cuenta que no es tan malo, si no me interesa, no la miro, jajajaja. Achuchones infinitos para hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jijijiji te fijaste en la foto ;-)
      Yo admiro a las personas organizadas como tú, Vinti... el tiempo lo alargas que da gusto!
      Achuchones infinitos!!!!

      Eliminar
  10. Agenda???que mala palabra,prefiero una puteada antes,jajajajaja.Como Blue, tengo muchas sin tocar,regaladas por mi sindicato=gremio,etc..Si uso una, del año 2005, regalada, pero solo para anotar teléfonos,jajajajaja. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjajaa nadie usa las agendas para lo que son!!! deja que se unan en protesta... empezarán a trastocar números para equivocarnos, modificarán el orden de nuestras frases y los pensamientos parecerán de otor en lugar de nuestros!!! habrá un día en que se revuelvan en nuestra contra! jaaaajajjaa
      Achuchones!!!

      Eliminar
  11. Ahh,me apuré y le dí enter. Me pasa algo parecido con los abrazos...salvo con mi hombres que decididamente me dice: taaaaa=ya está!!,jajajaja.

    ResponderEliminar
  12. Ah, las agendas... me encantan. Pero siempre se me olvida hacer apuntes o mirar las anotaciones ya hechas. Me gusta usarlas -ya pasadas de fecha- para escribir, tomar notas de cosas interesantes. Como soy de reciclar, me inspiro (hoé qué palabro) más que con hojas inmaculadas.

    Y mis abrazos son tan largos como mis silencios :)

    aquí te dejo uno de muestra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajjajajaja agendas, uníos en la lucha! jaaaaaaaaaajajjajaa
      Abrazo=silencio...
      Achuchones!!! como mi silencio ;-)

      Eliminar

Si quieres,puedes mostrar lo que surge en tu cabecita al respecto,...o sobre lo que apetezca