viernes, 10 de agosto de 2012

Sin titular.

En la casa en la que vivía de pequeña siempre hubo gatos. Gatosgatos, de los que transitan libres por las azoteas y no tienen más amo que su estómago, allí saben que tienen comida, allí acuden...

Siempre quise un perro como amigo pero no había manera de convencer a mi madre. Así que disfrutaba de los canes de otros.

Cuando salí de casa para estudiar fuera, una de las cosas que llevaba en el coco era precisamente encontrar un amigo. Me avisó el novio de mi compañera de piso de una camada que acababa de nacer y allí que acudí. El hombre miraba a los cachorros, del derecho y del revés... "mira qué bonita hembra, mira qué pelaje, mira qué... mira qué..." pero uno de los cachorritos, ya se había acercado a mí nada más aparecer, tan chiquito, una bolita de pelo que me olisqueaba y me lamía y me hacía de todo si atendía al hombre y al resto de sus hermanos. Aún era pronto  para el destete, así que ahí quedó la cosa.
Ya listos para poder separarse de su madre, regresé y un cachorrito igual bolita de pelo pero más suelto en sus movimientos corrió hacia mí, me rechupeteó, me subía como podía a las piernas, ... el hombre se reía, "Es el mismo que no te dejaba la otra vez!"... de manera, que cuando me preguntó "Qué? cuál vas a querer? cuál eliges?"... la respuesta estaba clara y además sencilla, porque yo no hubiera sabido ni podido elegir... lo había hecho ya el cuatropatitas por mí.

Esto que se ve de una manera tan romántica, a medida que pasa el tiempo, podría relacionarse con lo que fue su carácter, con lo que ya desde el primer día era su carácter. Ulmo era un amigo, un compañero de tú a tú, con todo lo que eso implica. No todo es fácil con los amigos, lo que pasa es que cuando se trata de un perro, los "entendidos" te dicen que has de marcar diferencias. Posiblemente, él no lo hizo, porque estoy convencida de que Ulmo era más inteligente que yo. Él estaba en lado que se suponía la evolución me habría de colocar a mí.

Hay miles de fotos de él, el BradPit de los perros, como le llamaba un amigo, Ulmo era guapo, guapo de doler tanta guapura. Pero si hay una en la que le veo,... nos veo... es la que pongo y comparto aquí, no suelo salir en las fotos, soy un fantasma de mi propia vida, pero me alegro tanto de que hubiera ese ojo que nos miró desde fuera y nos plasmó...

Ulmo y yo, sentados, juntos, en silencio, sólo la compañía mutua.

No sé si muchos leeréis hasta aquí... hay quienes dicen que la enfermedad son virus, bacterias, elementos externos que nos invaden. El otro día lo pasé entero vomitando, con el estómago literalmente colgado del diafragma. No tenía nada malo. Sólo pena y añoranza. El recuerdo de Ulmo vino en la noche y me perdí en el vacío que se hace cuando echas de menos. No hay enfermedad, pero sí hay síntomas, y los síntomas nacen de mí.

Los Chiquitajus pedían tener un compañero en casa, un ser al que cuidar. Y yo, ego, no he superado... sólo hay un perro al que quiero (de querer, amar en lo intrínseco... querer los quiero a todos, de la misma manera que se quiere a todas las personas pero hay quienes forman parte de ti) y él no puede estar. Así que, gato. Y Ozzy está con nosotros. Ozzy gatoperro, Ozzy nada arisco, nada independiente... Ozzy gato cariñoso, Ozzy que acude a su nombre, Ozzy que echa de menos si no estás con él 24 horas al día. Ozzy gato. Como de Ulmo me decían los veterinarios que era perro con complejo de humano, como Ulmo me decían tenía el rol de poseedor de mí y no a la inversa. Y ésa es mi mano con los compis que encuentro. Perros que no son perros, gatos que no son gatos... y yo que nusé lo que soy. Vaya panda.

Pd.- Foto digital de una analógica.

29 comentarios:

  1. India, corazón, me he quedado sin palabras, sólo sé darte las gracias por compartir este cachito de tu vida.
    Besos y un achuchón fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que dentro de nada habrá otro cachito contigo exclusivamente!!! jijijiji ay qué ganitas tengo! ;-)
      Achuchones y gracias a ti, por tener interés en leerlo, guapetísima!

      Eliminar
    2. I can´t wait!! Me sale hasta en inglés, ;-)), fíjate, yo también tengo ganitas. Por cierto, ¿te llegó mi último email?

      Por cierto, espero que algún día nos deleites con una foto de Ozzy (me gusta el nombre, suena a australiano...=

      Otro achuchón.

      Eliminar
    3. Ahora te contesto al mail... aunque no tengo ni idea de qué decirte...

      Eliminar
    4. Ozzy es por Ozzy, de BlackSabbath jijijiji aunque ahora le digo el IanCurtis de los gatos, por sus intentos de lanzarse desde el 3º a la calle...

      Eliminar
    5. Vale, ya me dirás algo.
      Ah, claro, el dulce Ozzy Osbourne..., no es Ozzy de "Ozztralian", jajaja. No sabía quién era Ian Curtis, pero la wiki y el youtube me han culturizado en un momento. Había oído alguna canción de su grupo, pero poco más. ¡Qué peligro tiene el minino!
      Besos, guapetona

      Eliminar
  2. Yo, que conocí a Ulmo, puedo dar fe del caracter de ese perro/persona y entiendo que se le pueda echar así de menos. En Mayo también se me revolvió algo por dentro. Supongo que hay mucha gente entenderá esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, me alegra que digas, que a veces una tiene la impresión de que lo que se cuenta se queda en una especie de cajón de la imaginación...Tú estabas, y tú nos entiendes :) Como yo sé qué hay en ese Mayo y además, sé que será todos los Mayos... y el resto de los meses.
      Achuchones!!!!!

      Eliminar
  3. Preciosa foto. De esas que lo dicen todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, me podía haber ahorrado el exorcismo! jijijiji
      Achuchones!

      Eliminar
  4. A "Gisela" la trajo tato (mi padre) siendo una bolita de loba (como de porcelana Lladró) y apestando a vino blanco... la bautizaron con vino; y aunque después llegó Malú, ella -Giselita- siempre será mi dueña. Así que te comprendo perfectamente.

    Y ya no digo más na' que hoy no toca lagrimear. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Qué linda entrada, India. Qué cosa tan emotiva, tan compartida además. Me gusta esa foto. Me gusta cómo sentís a los animales, a los humanos y a los no-tanto.
    Achuchones para ti y un beso a Ozzy y a Ulmo, dondequiera que esté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno,... bah! sin acostumbrarse! a ver qué encuentro para postear y "limpiar" mi imagen ;-)
      Achuchones!!!

      Eliminar
    2. jajajajajajajaja India en estado puro jajajajajajajaja

      achuchón

      Eliminar
  6. Joder, India, ya me has tocado la fibra, de veras.

    Mira...

    Ona.- Mi perrita. Me pasó algo por el estilo de lo que cuentas. La rescaté de la perrera, hace ocho años...buuuuuuuuuuuf.

    Rocco.- En honor, por supuesto, del actorazo Siffredi. ¿Sabes dónde lo encontré? bua, te cuento. Algún hijo de puta lo echo desde la calle a un balcón. Guapo que es.

    Puchi.- Mi gatita. La tengo enterrada en el jardín. Murió el septiembre pasado.

    Romea.- Otra gatita. Como todos mis animales, callejera. Romea es bohemia. Va y viene. Un mes en casa y otro por el mundo.

    Tumbet.- La ostia el tío. Amarillento. Se enamoró y se fue. Cabronazo.

    Jimbo, Kameni, Ramser, ..., etc, ...

    Conclusión: los cabrones somos nosotros, los humanos, no los animales.

    Besitos, monada.

    Ps.- Oye, que si tienes un 40 de pie, digo yo que de pecho...JJJAJJJAAAAAAAJJJJJA¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey! Faltó la historia de Yonki!!! Si fuera animal, querría que tú me bautizaras, Tripi :)
      Achuchones, tipaso!
      Ps.- La proporción es a la inversa... jejeje

      Eliminar
  7. Una entrada preciosa India, de las que apenas se puede añadir mucho, Una foto preciosa y unos recuerdos maravillosos.
    Eres especial y los animales lo huelen, lo saben.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmela... la foto lleva a los recuerdos, a veces se arrepiente una de no querer aparecer.
      Achuchones!

      Eliminar
  8. Qué bonito India. Yo tengo una sobrina de cuatro patas que me tiene totalmente enamorada. Hace de mí lo que quiere en cuanto levanta la ceja. Me ha emocionado leer esto. Gracias por tener ese corazón tan grande.
    Y si te sirve de consuelo yo también sufro dolencias cuando estoy nerviosa o triste. Toses, vómitos y males migratorios como les llama mi compi de curro.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No consuela saber que otro "sufre" de males migratorios... pero sí que se entiendan :)
      Los sobrinos son para mimarlos!
      Achuchones!!!

      Eliminar
  9. Yo soy mas de perros, enterrar a uno supuso llorar mas que lo hiciera en la muerte de muchos humanos, pero también hubo un gatoperro del cual me tocó hacerme cargo de el cuando su dueña, mi hija, se fue a trabajar a Inglaterra, fue un flechazo a primera vista, se llamaba Paco y lo añoro muchísimo...
    Sufrí tanto, que desde hace años no tengo mascotas, pero estoy pensando que seguramente yo me moriré antes que ellos si los adopto ahora...
    Si, soy un pedazo de cabrón egoísta, pero no quiero volver a sufrir por ese tema de muerte de parientes de cuatro patas...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema es que se pasa mal cuando quieres, pero no se puede dejar de querer... y encima, ni siquiera se deja de querer cuando ya no están...
      Achuchones!!!

      Eliminar
  10. Llego tarde...pero no puedo evitar este post. Soy de perros y emociona leerte, conocerte donde una quiere conocer a las personas.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tarde? tarde voy yo en responder... :)
      Perros... veo que gustan más, nusé... también tuve un hamster, me encantaba cuando meneaba los barrotes de la jaula con esas manitas tan chiquitas, reclamando sus pipas y que la sacara a dar una vuelta por la casa, hasta que se cansaba y pedía volver a la suya... se me puso malita y me enseñaron a inyectarle, tan frágil esa piel...
      Achuchones!

      Eliminar
  11. Hay ausencias imposibles de suplir, pero siempre quedarán los buenos recuerdos.

    Achuchones!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, MucipA... recuerdos.
      Achuchones!!!

      Eliminar
  12. Bueno, ahora ya no tanto, pero en una época solo quería tener un perro. Incluso recuerdo una vez cuando recogí uno que estaba perdido y lo subí a casa. Sí, tben recuerdo las palabras de mi madre, que siempre me decía, ante mi insistencia, de que en casa nada de perros, diciendo que el perro no podía quedarse en casa.... en fin, que tu texto me ha hecho recordar uno de mis deseos de juventud.... En fin....

    Tanda de achuchoooooones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aaaaaaahhhh mi BlackSide!!!!!!!!
      Viste qué cosas se pueden tener en común sin saberlo? ... en fin...
      Tanda de achuchones apretaos!!!!!! no te escapas! :)

      Eliminar

Si quieres,puedes mostrar lo que surge en tu cabecita al respecto,...o sobre lo que apetezca