jueves, 29 de abril de 2010

Caras con nombre,con aroma,con imágenes en movimiento,cuasi en super8...

Siempre he tenido fama de antisocial,tampoco es raro porque no he hecho nunca nada por evitarla...Quizás de ser cierto,no me encontraría hoy escribiendo esto:
Aún sonrío cuando recuerdo a mis brazos,manos,piernas y pies en mi primer año fuera de casa,mis Tato y Santi Madriles,a Ana Chipiona,a Ana la madrileña,a Eva y su Paco y su niñita...Mariano el primer empollón universitario que conocí,el primero,luego vinieron más...pero menos majos,porque él sí lo era.Cuando veo con imágenes nítidas como el monitor (incluso más nítidas que el monitor...de hecho,porque...) a mi queridísima Celia,a Carmen,Elvira,Eva,Olga,Neus,...nos veo comiendo en el césped de la Facultad,veo la mirada de Celia,tan especial,tan callada,era la primera vez que conocía a alguien más silencioso que yo y le veía tantas cosas interesantes para contar,era tan increíble su manera de ver el mundo...Berta,Ana...siento las ganas de quedarme de fiesta con Edu y Alberto,y a la vez la necesidad de irme y no estar más con ellos (siempre así nuestra relación...hasta que lo hice) me emociona acordarme de Chico y Jose y Manuel,unos encantos de Conil con los que me sentaba en la fila de atrás del aula jijijijijiji,a Brisa y Nani,al MuYaYo,a Moi y Elisa tan preciosos por separado que cuando se hicieron uno fue lo más,la armonía,la serenidad,una pareja de guapos y bonísimas personas,Inma y Silvia,a Sandra,Bea,Tania,Santi...con estos cuatro últimos viví la experiencia de que me hablaran muy aaaaaaaaaaalto y muy despaaaaaaaaaacio cuando me confundieron en el Ministerio y pensaron que iba a por los papeles de extranjería...íbamos a sacarnos el Certificado de Marineros en realidad,después de un mes de curso y unas prácticas en pleno muelle,al solipondio...mi canijazo de entonces y el moreno grillo que pillé despistó a la funcionaria,pero más nos reíamos los cinco de vuelta a casa en el Cordobita...a las Inmas,Marta,Pedro,Jorge,Esther...recuerdo a una compi que no me soportaba y a la que yo admiraba porque tenía una carrera que siempre me fascinó,la de Sociología,y a la que no le pude preguntar más sobre ello porque...pues eso,no me soportaba desde la primera mirada que me echó...yo a ella sí,Virginia,por su carrera y por su envidiable melena abundante y rizadísima,aunque no me gustaba el tono siempre insultante y altivo pero a la vez autocompadeciente que utilizaba para hablar con los demás,a Esther,Urbano,Rita,Ángeles,Vero...
Si además empiezo o continúo hacia más atrás y me doy un viaje por el pasado preuniversidad...ufff...entonces,además de nombres me salen de carrerilla los apellidos e incluso algunos números de teléfono muuuuuy pero que muuuuy usados y el número de clase en según qué curso de los que coincidimos...Sentimientos similares pero vividos de diferente forma,sobre todo en mi manera de enfrentarme a ellos...

Siguiendo con la morriña,os pongo una música que por aquel entonces y desde ya antes,sonaba y sonaba del derecho y del revés en mi cuarto,en la ducha,en los recreos del estudio,en los repasos,...Hace poco la he reencontrado y ahora recibo mails con sus nuevas cosas,sus escritos en el blog,...para mí,una maravilla de mujer,preciosa por fuera y lo mismo e interesante por dentro.





imagen:semana.com

lunes, 26 de abril de 2010

Ya hay una nueva meta que cumplir...una más.


Llevo tiempo,mucho,con la idea en la cabeza.Primero la alimento en mi interior,digiriéndola en todos sus matices,de manera,que cuando sale al exterior en forma de deseo compartido,es difícil quitarme las ganas de cumplirlo.
Obviamente,escuchar maestros como el del vídeo,lejos de achicarme,hacen que ame aún más su sonido y quiera emitirlo con las yemitas de mis dedos...igual no,más que seguro,pero algo parecido,mínimamente parecido...por qué no.




viernes, 9 de abril de 2010

Historia de una redimensión

Se inició un viaje.
La pequeña motita de polvo,pegada al montículo que le da vida,comienza a dejarse llevar.
Rodar y rodar con imágenes y palabras y sueños e ilusiones,alimento que cesa el cansancio,...sólo el deseo de ver el destino es suficiente para que los músculos no noten los kilómetros,para que las partículas sientan el viaje como la mejor de las aventuras,...increíble las emociones que puede contener un habitáculo que se desplaza en unas carreteras nuevas,desconocidas..y que éso mismo sea una más de las emociones,de las hazañas disfrutadas...
Fin para el inicio.Teclas de aviso,mensajes de bienvenida,y en unos instantes la primera presencia,la primera visualización de uno de esos sueños hecho real,frente a los viajeros,dos seres radiantes a los que abrazar materialmente,la princesa a la que probarle el zapato perdido en cada ocasión en que se hablaba pero no se la veía,y desde ese momento sabes que todo le quedará bien y todo parecerá pequeño para ella.
La motita de polvo y el montículo que le da vida sienten un fulgor interno.Algo empieza a darles calor desde dentro.
Seguimos la estela de los seres radiantes en su ruta hacia lo etéreo,entre coches y ruido y rapidez y movimiento,apenas viéndolo como nubosidad alrededor,con los ojos puestos en el punto a seguir,como un miedo a dejar de recibir su calor,y aparece ella y todo para pero todo es,todo desaparece pero la esencia surge,y lo rápido lo hace lento,para saborear,para deleitar,para estar.Y sus brazos se abren acogedora y generosamente,y entre ellos sólo puedes pensar que no querrías salir de su hueco,que de veras podrías vivir del aire que en ellos se refugia.
La motita de polvo y el montículo que le da vida sienten el fulgor interno y la ligereza de lo etéreo,rico e intenso,con el sabor de algo que siempre estuvo ahí y que necesitaba salir...crecer un tallo de las raíces,aflorar,mostrar el verde esplendoroso de un cariño hondo.
Sólo un timbre y la savia de esa flor se pone en movimiento,porque llega la dueña de las respuestas,la preciosa imagen de unos ojos llenos de vida y curiosos, que ofrecen soluciones a preguntas antes de que supieras que deseabas conocerlas,la templanza de una sonrisa sincera,la hacedora de minutos eternos,la que consigue que a pesar de estar ocupada aun durmiendo,sientas que eres lo único que tiene que hacer.
La motita de polvo y el montículo que le da vida sienten el fulgor interno,la ligereza de lo etéreo y la necesidad de seguir rodando para que la savia los recorra y los impregne de su espíritu,te mueves con ella y todo resulta interesante y todo renace y se recompone por ella,para ella...y se hace imprescindible,y permanece provocada por el recuerdo cuando ya no está.

Travelling Willburys - Everybody's got somebody



Preparados para las sorpresas,fuertes ya para estar a la altura de lo que sigue.Porque a veces perdemos la fe,porque a veces de verdad crees que no existen así.Porque nada más verle recuperas la creencia,porque sólo al verle te emocionas y te aferras a su realidad,porque lo que es lo destila y apetece emborracharse de su esencia,porque es bueno como parece que no hay,porque es tranquilo como parece que no hay,porque...porque podrías gastar todo un carrete plasmando cómo mira a la savia que es imprescindible,a color y en blanco y negro...porque ser testigo de ello emociona.Porque es capaz de tomar parte del montículo que llegó y acariciarlo y ablandarlo con el calor de su ternura...porque cuando el montículo vuelva a casa,tendrá su huella marcada y la buscará para ver que no se borra,y sólo por eso sonreirán...y la motita de polvo se humedecerá,porque esa parte del montículo que le da vida se está alimentando de los mejores maestros y de los mejores sentimientos.
Y te cuelas en su hogar,y descubres que la sorpresa también eres tú,porque "no te imaginaban así",pero si te lo dicen con esa sonrisa y ese brillo en los ojos sabes que están viendo lo mejor que eres,y es imposible no relajarse y notar que estás en el centro,en el epicentro de todo,que es esa personita menudita y radiante la que da dinamismo,la que hace que el mundo que estás descubriendo gire,la que a todo le da vida,llena de humanidad...madre.Acunando la ilusión recién llegada,objetivo de muchos clicks de cámara,de la necesidad de tenerla en tus brazos,de oler su aroma a inocencia,a vida que comienza,a ser amado y deseado.Madre.Contagiando a la motita de polvo y al montículo que le da vida de un amor inmenso,del que lo es tanto que se hace imperceptible pero necesario,del que costará un desgarro despedirse y separarse.
Actividades cotidianas,risas a raudales,contactos directos ansiados,deseados,esperados,añorados...crecen y crecen y aumentan...una fragancia nueva,una nueva presencia,el color de unos ojos que no dejas de admirar,que observas mientras hurtas la sensación de felicidad que reflejan cuando habla y se acerca su familia,y agazapada en el juego de indagar a escondidas disfrutas de reír con su humor,de su especial manera de explicar sus ideas,motita de polvo colmada de ver cómo suena su risa mientras descubre al montículo que a ella le da vida...y también de contemplar que su vida es tan especial como merece.
La motita de polvo y el montículo sienten el fulgor interno,la ligereza de lo etéreo,la savia que los recorre,marcados por la tierna huella y un amor inmenso y colmados de los juegos de descubrir a hurtadillas.
Satélites enérgicos se aproximan.Vienen directos,precisos...ofrecen la calma de un mar azul y aún una sorpresa más,en la que revolcarse para embadurnarse de colores,con la textura de los pasteles recién colocados en el lienzo,y mezclarse en su ingenio,en su simpatía,en la impronta que plasma en el azul turquesa de unos ojos que ya conocías.Satélites que regalan el lado gamberro de la ironía,vestida de cuero y usando hombreras,para ser más grande,más auténtica...satélite centrador que descentra,que te hace orbitar en semicírculos constantes,a su rededor,para no rodearle,para que se sienta libre,para que respire,para que su sentido de la vida no tenga vallas.Para que las otras dos partes de su ser no le quiten ojo,para que no deje de tenerlas como referente...su brújula,su rosa de los vientos,su centro magnético,la belleza de una persona risueña y unos ojos que aprenden de todo cuanto ven,sin primeros ni segundos planos,porque los tres son al unísono...porque los tres forman el acorde perfecto.

Y la motita de polvo y el montículo que le da vida sienten el fulgor interno,la ligereza de lo etéreo,la savia que los recorre,la tierna huella de un amor inmenso,la satisfacción de los juegos a escondidas repletos de color y risas...y empiezan a brillar,porque la luz de su interior ya tiene alimento suficiente como para expandirse...los muros se quedan pequeños y han de liberarse,dentro ya no hay sitio...la luz debe salir y brillar...mostrarle a los seres radiantes con princesa incluída,a lo etéreo,a la savia,a la ternura,a la Madre y un nuevo inicio,a los ojos de color inolvidable y su familia,a los satélites básicos,necesarios,dos más tres,tres más dos,y uno más uno,más uno,más uno,más uno lo que han conseguido hacer de ellos en tan poco tiempo.
La motita de polvo y el montículo que le da vida son ahora como una estrella,una nebulosa envuelta en un aura con los siete colores del arcoiris...palpitantes,vivos.
Emprenden un viaje de regreso.Sabían que sería un desgarro.Sabían que una vez solos de nuevo,la motita de polvo se quebraría y que necesitaría de aferrarse al montículo que le da vida para soportarlo,para que la luz que de su experiencia se llevan pueda cicatrizar la herida de una despedida.

Travelling Wilburys (George Harrison, Bob Dylan, Tom Petty, Roy Orbison, Jeff Lynne) - It�s all right




Pdt.- Esta es mi manera de contar la crónica de unas vacaciones,porque decirlo así,vacaciones,se me queda pequeño para lo sentido.Pido disculpas por lo que he tardado en escribir,la heridita se abría cada vez que empezaba un párrafo ;)
Sólo puedo daros las gracias y compartir con todo aquel que quiera leerlo,la experiencia de teneros cerca.

domingo, 4 de abril de 2010

Le ponemos música al domingo y seguimos la fiesta fuera...

Entro un segundín en casita para hacer sonar en el equipo lo que hoy,4 de Abril,ha de sonar!...y salgo de nuevo a disfrutar del paisaje y a alimentarme de los rayos de sol y de su vitamina...todo va bien...todo va mejor que bien...