viernes, 23 de mayo de 2008

24 de Mayo



















Mi chiquitín2 cumple su primer añito! Y el chiquitín1 está más nervioso que él...claro,está deseando que pase un mes para ser quien cumpla años y recibir los regalos...pobre! qué difícil para los niños,ja!y para algún que otro adulto,no sentir celillos ni envidias incluso de alguien a quien quieres con locura a la vez, porque Daniel quiere muchísimo a su hermano,con sus cuatro añitos es todo un campeón que corre a abrazar al enano que le robó casi todo el tiempo de su mamá durante gran parte del pasado año,y todas las mañanas,al despertar lo primero es ir a darle los buenos días a su hermano,y le encanta ayudarle a caminar,y hacerle reír a carcajadas haciendo el payaso para él,...y busca en la tienda un juguete que le pueda gustar...y luego,...llora también porque de repente quiere ser él quien cumpla años,...pero también te suelta "ser un niño pequeño es mejor,porque Sergio siempre está contigo"...y el alma se te parte en pedacitos chiquitos chiquitos,y te los quieres comer a besos a los dos.

Qué diferentes son. Sergio es un cachondo,con cara de gamberro profesional que asusta,que "arregla" a manotazos todo lo que no le gusta,que gatea y reta al hermano mayor,que lo busca para reírse y jugar con los juguetes de niño grande,que sonríe de oreja a oreja al verle llegar,todo despeinado,para darle los buenos días,...también es el que no me dejaba dormir ni una noche entera desde que nació,ya pasó...el que se come la mitad de mi plato y de mi postre,el que es un clon de su padre,el que cierra el cupo,según su padre también...ya veremos!ja!

Mañana hará un año que Sergio vino al mundo,sólo, él saliendo y yo dejándole hacer,en la cama de un hospital en el que la matrona decía que aún faltaba y él decía que nanai,y él ganó...y la matrona se quedó con la boca abierta cuando vió al bebito que nació por su cuenta,cuando a él le pareció,sin darme tiempo entre contracción y contracción,dilatando de cinco a diez centímetros en segundos,sólos el padre y yo en la habitación,dando a su padre el primer susto gordo,pero gordo! al verle salir cuando aún no tocaba...y dándole también un enorme regalo,verle salir lo más natural y cerca posible...cuántas cosas nos dan los enanillos,y qué rápido pasa todo.


Mañana,24 de mayo, Sergio cumple 1 añito...y Daniel y yo vamos a estar muy ocupados haciendo juntos su tarta de cumpleaños.

Por cierto,voy a llamar a mi madre para enterarme bien de la receta,que después el pinche se da cuenta de que no tengo ni idea de lo que hago y me trae el teléfono para que la abuela solucione mis desajustes.Je!

miércoles, 7 de mayo de 2008

Ojú la primavera!

He recibido esta noticia por correo, y no he podido evitar compartirla para comentarla con vosotros. Hombre,yo no puedo decir que me haga gracia el asunto, pero tampoco es cuestión de tomarse las cosas demasiado en serio... como la entrada de las tortugas que se negaban a parir, en lo que parece una noticia con tintes cómicos (menos para el pingüino,claro),siempre podemos encontrar teorías y opiniones más o menos fundamentadas.Y esto,nos puede ofrecer oportunidad para pensamientos de toda índole, y aparecer varias versiones en uno mismo,como en mi caso, que antes de ponerme a divagar sobre qué está pasando en la naturaleza, me sorprendí sonriendo al leer por encima el título y el artículo,...y me medio recriminé a mí misma, recordándome que soy gran amante y defensora de los animales...por eso después me dije que no es cuestión de flagelarse por haber leído de soslayo y sonreído como si de un chiste tonto se tratara,que al fin y al cabo, ésto según escriben, ha pasado, y seguramente no haya sido la primera vez que se da un caso así... En fin, que quién sabe si no habrá que aprenderse los nombres de nuevas especies animales, que hayan tenido que aparecer para hacer frente a la extinción a la que les hemos sometido, y noticias como esta nos hagan sonreír porque nos alegremos de que sea una manera de permanencia,supervivencia, y no por lo fácil del chiste.
Ea, otra paranoia más.
Ahí tenéis el fruto de mis tonterías del día.

La foca enamorada del pingüino
Matt Walker
BBC

La foca y el pingüino (Foto: Nico de Bruyn)
El ave batía sus alas en un intento de liberarse del mamífero.

Una foca peletera antártica intentó tener relaciones sexuales con un pingüino rey, en lo que constituye un caso muy inusual de intento de apareamiento entre especies distantes.

Científicos sudafricanos filmaron el incidente, que duró 45 minutos, y lo reportaron en la revista especializada Journal of Ethology.

A primera vista pensamos que la foca estaba intentando matar al pingüino
Nico de Bruyn, Universidad de Pretoria

El extraño intento de apareamiento entre la foca, un Arctocephalus gazella macho, y el pingüino, un Aptenodytes patagonicus de sexo no identificado, tuvo lugar en una playa subantártica en la Isla Marion, en Sudáfrica.

No está claro por qué un animal intentó tener relaciones sexuales con el otro, pero los especialistas especulan que puede haberse debido a la inexperiencia o frustración sexual de un ejemplar joven de foca.

O podría haber sido un acto agresivo, depredador, o quizás simplemente un juego que se volvió sexual.

"A primera vista pensamos que la foca estaba intentando matar al pingüino", dijo Nico de Bruyn, del Instituto de Investigación de Mamíferos de la Universidad de Pretoria.

"Primer caso"

Los expertos que captaron el incidente acometían una misión de estudio de la foca elefante cuando se sorprendieron al ver a una foca peletera antártica de 100 kilogramos tratando de someter a un pingüino de 15 kilogramos.

La foca y el pingüino (Foto: Nico de Bruyn)
La foca se frustró tras 45 minutos de intentos.
La víctima movía sus alas en un intento desesperado de liberarse, según los testigos.

La foca alternaba entre reposar sobre el pingüino y empujar la pelvis para copular, aunque sin éxito.

Luego de 45 minutos de intentos frustrados, el mamífero abandonó su empresa y se retiró al agua ignorando al ave.

No está claro por qué una foca peletera antártica intentó tener relaciones sexuales con un pingüino rey.

La coerción sexual entre los animales es muy frecuente: machos de muchas especies suelen hostigar, presionar o forzar a la cópula a hembras de su misma especie, y en ocasiones incluso a ejemplares de una especie parecida.

Este se considera el primer caso filmado de un mamífero tratando de copular con otra clase de vertebrado

"El hostigamiento sexual es a veces más común en los sistemas de apareamiento que no son monógamos, y en especies con machos más grandes que las hembras", explicó de Bruyn.

Pero este se considera el primer caso filmado de un mamífero tratando de copular con otra clase de vertebrado como un ave, un pez, un reptil o un anfibio.

"Con toda certeza estábamos ante un caso único que hasta donde sabemos nunca antes había sido registrado en ningún lugar del mundo", aseveró de Bruyn.

Los especialistas creen que el pingüino salió ileso del fallido intento de cópula.

jueves, 1 de mayo de 2008

Mira oye.

ANDANDO

(SUEÑO)

ANDANDO,andando;
que quiero oír cada grano
de la arena que voy pisando.

Andando,andando;
dejad atrás los caballos,
que yo quiero llegar tardando
-andando,andando-,
dar mi alma a cda grano
de la tierra que voy pisando.

Andando,andando.
!Qué dulce entranda en mi campo,
noche inmensa que vas bajando!

Andando,andando.
Mi corazón ya es remanso;
ya soy lo que me está esperando
-andando,andando-,
y mi pie parece,cálido,
que me está el corazón besando.

Andando,andando;
!que quiero ver todo el llanto
del camino que estoy cantando!


(BALADAS DE PRIMAVERA)


Un poema de Juan Ramón Jiménez, que aparece en un librillo que, muy amablemente, me regaló el 23 de abril,San Jorge, la Biblioteca del pueblo. Me gustó mucho el detalle. Se me puso cara de niño chico en Reyes. El libro se llama Conciencia Sucesiva de lo Hermoso, Antología... y yo no soy muy de comprar poesía, así es que seguramente no hubiera leído versos tan bonitos, de no cruzarse en mi paseo con los nenes, un regalo como éste en el día del libro. Un regalo de alguien desconocido y que no me conoce tampoco,que de hacerlo,posiblemente no me hubiera regalado poesía,porque sabría que no es mi costumbre...y en eso estoy pensando.En que a veces, las sorpresas te las da quien menos sabe de tí, porque quien sabe quiere agradarte con lo que te gusta, y no te sorprende enseñándote que hay más cosas que te pueden gustar, además de las que ya conoces...
Definitivamente, etiquetaré el post con paranoia, sin sorpresas,JE!