jueves, 1 de mayo de 2008

Mira oye.

ANDANDO

(SUEÑO)

ANDANDO,andando;
que quiero oír cada grano
de la arena que voy pisando.

Andando,andando;
dejad atrás los caballos,
que yo quiero llegar tardando
-andando,andando-,
dar mi alma a cda grano
de la tierra que voy pisando.

Andando,andando.
!Qué dulce entranda en mi campo,
noche inmensa que vas bajando!

Andando,andando.
Mi corazón ya es remanso;
ya soy lo que me está esperando
-andando,andando-,
y mi pie parece,cálido,
que me está el corazón besando.

Andando,andando;
!que quiero ver todo el llanto
del camino que estoy cantando!


(BALADAS DE PRIMAVERA)


Un poema de Juan Ramón Jiménez, que aparece en un librillo que, muy amablemente, me regaló el 23 de abril,San Jorge, la Biblioteca del pueblo. Me gustó mucho el detalle. Se me puso cara de niño chico en Reyes. El libro se llama Conciencia Sucesiva de lo Hermoso, Antología... y yo no soy muy de comprar poesía, así es que seguramente no hubiera leído versos tan bonitos, de no cruzarse en mi paseo con los nenes, un regalo como éste en el día del libro. Un regalo de alguien desconocido y que no me conoce tampoco,que de hacerlo,posiblemente no me hubiera regalado poesía,porque sabría que no es mi costumbre...y en eso estoy pensando.En que a veces, las sorpresas te las da quien menos sabe de tí, porque quien sabe quiere agradarte con lo que te gusta, y no te sorprende enseñándote que hay más cosas que te pueden gustar, además de las que ya conoces...
Definitivamente, etiquetaré el post con paranoia, sin sorpresas,JE!

9 comentarios:

  1. tú lo has dicho, de quien menos esperas...

    que bello regalo

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco soy muy de poesía que digamos oye, pero a veces leo alguna que me gusta, como esta. Aunque no se si llegaría a comprarme un libro de poesias.

    sin embargo también estoy dispuesta a que me soprendan. Ala! a regalarme cosas todo el mundo!xD

    ResponderEliminar
  3. Me encanta que me regalen libros, y me encantan las sorpresas, así que a mí me hubiera alegrado el día.

    ResponderEliminar
  4. Jo, a mí no me han regalado nada. ¿Será que no piso la biblioteca hace eones? ¿Seguirá allí el de las barbas?
    La semana que viene me paso fijo, e iré...

    Andando, andando;
    ¡que quiero encontrar un libro
    que hace tiempo estoy buscando!

    :)

    ResponderEliminar
  5. Este año no he ido a la biblioteca ese día, el año pasado si coincidió y me dieron una antología poética de Gongora...que guay, que bien sienta siempre unlibro regalado...

    BSS

    ResponderEliminar
  6. Eso sí es un regalo útil.

    Un Abrazo.

    PD: he llegado desde el blog de Malatesta ;o)

    ResponderEliminar
  7. Qué bien que alguien te descubra algo con lo que disfrutar! Muchas veces somos nosotros los que nos fijamos los límites: yo tampoco soy demasiado de poesía, pero porque no he hecho por acercarme más a ella, porque cuando lo he hecho me ha parecido que no la he entendido del todo.. y luego descubres (o te descubren) una maravilla y te arrepientes de no haber dado el paso antes.

    Besines linda :mrgreen:

    ResponderEliminar
  8. Me pasa como a ti, que la poesía no es lo mío, pero reconozco que alguna vez, algunos versos me han calado hondo y que alguna lagrimilla sói que me han arrancado.
    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Juan Ramón Jiménez es único, verdad?

    Besos y que tengas un buen día!

    ResponderEliminar

Si quieres,puedes mostrar lo que surge en tu cabecita al respecto,...o sobre lo que apetezca