viernes, 18 de abril de 2008

Cumpliendo encantada mi palabra


Le dí mi palabra a Yraya, y sé que Tanhäuser también es uno de los muchos que se preocupan por la situación del agua en su Catalunya. Así pues, no dejemos de mirar al cielo y esperemos que se torne gris, y huela a mojado aún unas cuantas veces más, antes de querer zambullirnos en la calor del verano. Y siempre, siempre, seamos responsables en su consumo, uso y disfrute. Por favor.

8 comentarios:

  1. No podía estar más de acuerdo contigo; ya que somos de una región eminentemente seca (incluso a pesar del Plan Badajoz) y eminentemente agrícola, sabemos qué es mirara siempre al cielo y cantar aquello de "Agua, San Marcos bendito...". Que llueva, que llueva!!!

    ResponderEliminar
  2. Que llueva, que llueva, la virgen de la cueva!!! Aunque sería bastante que cantara cualquier canción, con este oído que me dió dió!
    En serio, cuidadito con el agua que desperdiciamos. Nada de aquello de 'agua que no has de beber...' y a esperar que llueva!

    Besines, preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Gracias India, a ver si poco a poco nos vamos tomando conciencia, aunque por otro lado se despilfarre.
    Besitos de fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. ¿Que tal si empezamos a dejar de limpiar coches y regar campos de golf y plantar arboles, poner piscinas individuales.......?por ejemplo.

    http://mishuevos.blogia.com/

    ResponderEliminar
  5. uso responsable y optimización de recursos. siempre hay algo que hacer, pues la solución está en cada uno

    ResponderEliminar
  6. No tomamos conciencia y ya verás...ya verás...

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Y esperemos que cuando regresen las lluvias nos demos cuenta de que no podemos desperdiciar ese bien tan vital para todos..
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Fuiste el artifice del cambio en las lluvias. It's magic

    ResponderEliminar

Si quieres,puedes mostrar lo que surge en tu cabecita al respecto,...o sobre lo que apetezca