lunes, 31 de diciembre de 2007

Uva?! No,gracias.
















He decidido que esta noche no me tomo las uvas. Y no es que pase de la superstición,no.Al contrario.Es por total superstición.Al revés,pero en negrita,sí.Me explico.
Todos los años hemos cumplido el ritual con ilusión,estos últimos años rozamos la esperanza,las doce uvas, el brindis con el oro en la copa, algo rojo,... y al mes,como mucho,nos venía algún motivo que daba al traste con la ilusión y la esperanza. El pasado 31 de Diciembre del 2006 busqué NO llevar nada rojo en mi indumentaria. En el del 2005 omití lo del oro,porque como la alianza me da urticaria no la llevo,y es el único oro que he portado en mi vida (por posibles y porque no me gusta el oro amarillo, el blanco sí,pero las alianzas las compró mi suegra y le va lo clásico...). No sé si existen los gafes,pero de ser así, aquí hay una. Todo,...bueno,voy a decir casi todo, nos sale torcido... ¿Sabéis quién tiene la culpa de que suba el euribor? Pues yo,que decidí comprar piso. Fue firmar y empezar la súbida,la primera desde hacía años... Piso al que le salió gotera, que nos ha acompañado hasta hace poco.Qué risa. Igual que cuando nos metimos en el coche... a los cuatro años empezó a perder la capa que protege la pintura,y como vivimos en zona costera,no lo cubre el seguro.Qué risa.
El diciembre 2006 teníamos la esperanza de que todo fuera bien. Brindamos con el brillo en los ojos que nos daba la alegría de ser padres por segunda vez en el 2007, viendo crecer a nuestro primogénito sano,alegre,...con nuestra vida laboral suficientemente encauzada como para habernos decidido a darle un hermano al crío,...y...a los quince días de tomar las uvas, despido general a los eventuales, y posterior cierre de la empresa.Y yo con una panza de cinco meses de gestación,muy impropia para entrevistas de trabajo.Empiezo a no querer reírme.
Sé que lo de darle todo al destino es la opción más cómoda.No lo hago.Soy consciente de que nuestra vida,y la de mis dos nenes ahora,es nuestra responsabilidad.Que las circunstancias vienen de nuestras decisiones, y viceversa.Pero algo de mala pata tiene que haber,que idiotas no somos.No tanto,al menos...
Cuando rectifico al decir que no todo nos sale mal,me refiero a lo que debo agradecer y de lo que nos enorgullecemos, pues en eso también tenemos nuestra parte,no va a ser sólo en lo negativo! El niño nació estupendamente,como el primero.Están sanos y son dos personitas alegres,inteligentes,llenos de vida y muuuuucha energía. Estamos viviendo sabiendo valorar lo que cuestan las cosas, y valorando también la fortuna de tener un techo y alimento.El coche de exterior mejorable,nos ha llevado con la familia estas navidades y nos ha traído de vuelta a casa como siempre,que es su función y para lo poco que lo usamos.Tenemos una familia que nos ofrece su apoyo incondicional.Nos tenemos nosotros,nos queremos y somos felices...Es lo que me hace sonreír.
Pero este año,por si acaso,no tomo las uvas.Que le den al ritual! Miraré a mis criaturas,a mi pareja,a la familia,sonreiré y esta vez, voy a confiar en mí.En que yo hago mi destino,que es lo que siempre he creído.Y en que hay quien no puede sonreír como yo lo hago.Demasiadas personas con motivos para no reír.Y desearé que ellos tengan oportunidades,como yo.Y que yo tenga muchos años de no tomar uvas y mirar a los míos con esperanza y optimismo, que no caiga en la pena de no ver todo lo que tengo.
Os deseo una Feliz despedida del 2007. Y el 2008 lo vamos a hacer lo mejor que podamos,...¿a que sí?

jueves, 20 de diciembre de 2007

Navidad


Feliz Navidad a todos!!!!!!!
Como cada año,ya lo dice el anuncio,amén! volvemos a casa por Navidad. Unos días para que la mamma nos mime el estómago,y darnos todos los abrazos que la distancia nos arrebata. Sé que muchos estaréis hartos de villancicos, de lucecitas, de espíritu navideño,...pero a mí siempre me han gustado estas fiestas. Y creo que es una muestra de agradecimiento hacia mi madre y hermanos,porque el 23 de Diciembre hará 28 años que perdimos a su marido y nuestro padre, pero como yo era una enana de menos de cuatro añitos, y luego se me unió una sobrinilla/hermana pequeña, siempre se han vivido estos días en mi casa con mucha alegría de estar juntos y sin penas ni tristezas,y sí con ilusión. Así, aunque coincido en la opinión de que el consumismo que nos invade no es sano, sólo pienso en mi padre, lo poco que le conocí. En mi madre, que sé le echa de menos cada día más. En mis niños,y en los de mis hermanos. Y nos queremos todo el año. No es un sentimiento que surja sólo ahora. No es un espejismo causado por sobredosis de azúcar en turrón... Todos vamos a recorrer unos cuantos kilómetros, a reunirnos con Ella, a quererla sin distancias. Como hacemos otras veces a lo largo de los doce meses. Pero diferente.
Es algo más que Navidad. Y lo digo con morriña, alegría e ilusión.Como me han enseñado!
Nos vemos en unos días!
Y mención especial a mi querida Yedra, para darle el más cariñoso de los abrazos a ella,su bebé y su pareja. Que Diego se ponga bien, y estéis de nuevo en casa muy pronto. Os queremos.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Mejor corto Festival Berlín

video